lunes, 1 de julio de 2013

¡A SELENA CASI SE LE VE LA NENA!

Casi, casi muestra todo. Selena Gómez se emocionó con su actuación en Boston y se olvidó de cuidar el detalle. Claro, su vestido, una prenda floreada y muy suelta le jugó una mala pasada a ella y una linda imagen a la platea masculina. 
Ese vestido quedó en offside, Juez.
La ex novia de Justin Bieber sigue creciendo, ya no es una nena inocente y, para qué negarlo, cambió el ratón de Dysney por los ratones que ya genera en la audiencia masculina de todo el globo. A donde va, el comentario es ¡qué sexy es esta chica! 
Y con imágenes como la que regaló –involuntariamente- el otro día, los ratones no paran de crecer. Convengamos que el atuendo, a priori, era muy sexy. Ni hablar cuando el viento, el movimiento, el baile o vaya a saber uno qué cosa, expuso sus partes íntimas. Las cuales ya vimos en “Springbreakers”, una de sus últimas películas, también muy subida de tono, en la Vanessa Hudgens, otra ex Chica Dysney, esnifa cocaína de entre sus pechos. Sí, la nena creció. 
 
Dicen, los diarios de Estados Unidos, que lo que se vio era ropa interior color piel. Lo concreto es que lo que se vio alcanza para decir que, esta vez, Justin estuvo flojísimo y ella mismo ya dejó en claro a la prensa del gossip hollywoodense que el héroe de YouTube ya fue: “Estuvo haciendo un montón de cosas, como estar con su mamá y su hermana o salir con sus amigas, así que no tuvo tiempo para preocuparse por Justin”. Gil te queda chico, JB